#44 ¿Qué es el Continente en el Seguro de Hogar?

#44 – ¿QUE ES EL CAPITAL DE CONTINENTE EN EL SEGURO DE HOGAR?

 

En la anterior entrada de nuestro blog empezamos este ciclo sobre los aspectos más importantes en el seguro de hogar.

Comentábamos como todo el contrato giraba en torno a tres capitales fundamentales: el capital de CONTINENTE, el capital de CONTENIDO y el capital de RESPONSABILIDAD CIVIL.

En los próximos posts vamos a meternos en profundidad en el CAPITAL DE CONTINENTE también conocido como capital de edificación.

 ¿A qué llamamos edificación?

Nuestras pólizas de AXA SEGUROS definen este capital como:

El conjunto de la construcción principal: cimientos y muros; forjados, vigas y pilares; paredes, techos y suelos; cubiertas y fachadas; puertas y ventanas.

Atendiendo a esta definición está claro que el capital de continente no es ni más ni menos que el valor de reconstrucción de la vivienda. Si tuviéramos un siniestro total, como por ejemplo en un incendio, y nos indemnizara nuestra compañía aseguradora con este capital debería ser suficiente para volver a reconstruir nuestra casa.

Es el valor de volver a construir la casa vacía. Sin muebles, enseres, electrodomésticos, etc. Ya que estos elementos forman parte del CONTENIDO.

Otra definición que se entiende muy bien para saber que es el capital de continente es la siguiente:

“Si le das la vuelta a tu casa, todo aquello que no caiga al estar fijado o al formar parte de la construcción, será CONTINENTE”

¿Qué mas forma parte del continente?

– Las construcciones accesorias: armarios empotrados, chimeneas y cerramientos acristalados.

– Las dependencias y edificaciones que se hallen en la misma finca descrita en la póliza, tales como garajes, trasteros, leñeras y bodegas.

– Las vallas, muros y cercas dependientes e independientes del edificio asegurado que sean de cerramiento o de contención de tierras.

– Las zonas de recreo y deportivas, cuyo uso y disfrute se deriva de la propiedad de la vivienda, así como sus instalaciones anexas (piscina).

– Las instalaciones fijas de:

  • Agua, gas, electricidad, antenas de radio y televisión, telecomunicaciones y energía solar.
  • Calefacción y refrigeración, incluido calderas, radiadores y aparatos de producción de frío que estuvieran instalados de forma permanente.
  • Los elementos sanitarios.
  • Las persianas y toldos.
  • Los elementos de ornato tales como falsos techos, moquetas, entelados, papeles pintados y revestimientos de madera que estén adheridos permanentemente a las construcciones principal, accesorias o anexas. 

Lógicamente cada casa, piso, chalet, etc. tiene su propio valor de continente y habrá que valorarlo independientemente y con un buen asesoramiento de un mediador profesional que pueda guiarte e informarte para que, si llega el caso de sufrir un siniestro, estemos perfectamente cubiertos, ya que cada casa es un caso concreto. Pero esto será análisis de otra entrada.

Espero que os haya aclarado conceptos básicos de este capital. En próximos artículos veremos otras claves para terminar de entender este capital como saber diferenciar entre valor de la vivienda y valor de continente, trucos para calcular el valor concreto de continente, etc.

 

Mientras tanto ya sabéis que estamos a vuestra disposición para lo que necesitéis y si queréis tener un asesoramiento profesional y personalizado del seguro de vuestro hogar solo tenéis que solicitarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat